30 marzo 2009

Las angilas efectivas contra el Calor


Durante siglos los japoneses utilizaron a las anguilas como una cura infalible para el agotamiento provocado por el calor. La tradición continuó durante este verano en Tokio, donde las anguilas rebanadas en filetes, asadas a la parrilla y cubiertas abundantemente con una salsa de azúcar, soja y vino de arroz, volvieron a ser las vedettes de la cocina nipona. El pez de agua dulce, que alcanza unos 50 centímetros de longitud, es rico en vitaminas A, Bl, B2, D y E. Su elevado contenido de proteínas también es bueno para los cuerpos fatigados en climas caturosos y húmedos. La popularidad de la anguila en Japón se remonta a largo tiempo atrás. “Manyos-hu”, una compilación de poemas que se cree fue publicada en el siglo VIII, incluye uno que elogia el consumo de la anguila como una forma de evitar la pérdida de peso durante el verano. Según la leyenda, el famoso naturalista japonés Gen-nai Hiraga le dijo a un vendedor de anguilas que podía incrementar las ventas si colocaba un letrero exhortando a los clientes a consumirlos en el día “Doyo no Ushi”, una fiesta tradicional del verano en el antiguo calendario japonés. Aunque Hiraga no tenía ninguna prueba científica de que la anguila fuera buena, se creía que la anguila era nutritiva y buena para los que sufrían el calor del verano…

No hay comentarios:

Publicar un comentario